Impreso de http://www.bitniks.es email: info@bitniks.es | 2001 |

Derrick De Kerckhove
Director del Programa McLuhan de la Universidad de Toronto

"McLuhan establecería distancias frente a Internet"

Derrick De Kerckhove ha sido catalogado por muchos de los intelectuales actuales como un 'gurú de la cibercultura', afirmación que a él le gusta oir pero que no comparte. Dirige el Programa McLuhan de la Universidad de Toronto, que lleva el nombre del que fuera su profesor durante años. Su trabajo se establece como la continuación de las ideas de su maestro expandidas en el contexto de la nueva era de la información. Este canadiense destaca por su optimismo frente a las Nuevas Tecnologías. Es un 'teórico de la nueva era' que con un gran sentido del humor se enfrenta a los más eminentes tecnófobos.

Me da la sensación de que Internet se está presentando como algo realmente espectacular, la solución de todos los males. Entonces, ¿por qué las empresas de Internet pierden dinero?

El problema radica en la valorización, en el valor añadido, en la identidad de ese valor y de su soporte, en el medio del mensaje. Cuando la gente cambia el soporte de ese valor añadido, y pasa de la firma al bit, cambia el sistema fundamental de esa valorización. La primera reacción es de hipervalorarlo. Amazón. com por ejemplo, hace cuatro años que no ha tenido ni un solo dólar de beneficio.

El dinero no viene dado únicamente con la inversión, y creo que en este sentido, al menos por un tiempo limitado, la gente es bastante estúpida. Sí que es verdad que la regeneración de la economía viene dada por Internet y la Nuevas Tecnologías. Esa regeneración vendrá con la transmisión de información y con la amplificación de servicios. El saber se traslada del libro a la circulación permanente en Internet.

¿Existe alguna frontera entre la Sociedad de la Información y la Sociedad de la Comunicación?

Sí, en efecto. Existe una frontera entre ambas, pero esta frontera es móvil y expansiva. El saber se paga en la medida en que el saber se retransmite. Los factores de esa frontera son la infraestructura de la circulación de la información y de su acceso.

Usted es canadiense. ¿Cómo diferencia la visión que se tiene de la cibercultura en Estados Unidos y en Europa?

En América es mucho más pragmática, allí la cibercultura está basada en los servicios, en el intercambio y en la experimentación. También es verdad que tanto en Estados Unidos como en Canadá la cantidad de gente que está interconectada a través de la Red es mayor que en Europa. Creo que la frontera entre ambas radica únicamente en dos o tres años de diferencia.

En estos momentos se habla de la necesidad de establecer pautas de regulación a la 'Era de Internet'. En su opinión ¿Por qué cree que hay tanta resistencia para establecer dichas pautas?

Hay un gran peligro de organización tras la privatización y la colectivización de la información respecto al derecho del hombre individual. Un ejemplo clarisímo de esto es el dramático caso de Dudayev, la muerte del jefe de la guerrilla chechenia.

Muchos intelectuales le han definido como 'el más importante' gurú mediático y un profeta de la cibercultura ¿Cómo le sienta a usted esto?

Yo no soy ni un profeta ni un gurú de nada. Me gustan los términos que utilizan pero tengo que decir que todas mis observaciones tienen un toque de sátira. Mi forma de observación está orientada para prever las cosas de un modo positivo. La gente habla de una catástrofe general.. No, no creo que haya una catástrofe general es una transformación real.

¿Cree que Mcluhan hubiera sido un apasionado de la Red?

Es muy difícil saberlo porque McLuhan no era un hombre pro-tecnológico, era un gran católico. Él disfrutaba mucho con la televisión (cosa que yo no hago), pero me comentó varias veces que la electricidad era el inicio de la pérdida total de la individualidad. Por eso creo que Luis, hoy en día, establecería una distancia respecto a Internet y que sus críticas hacia la Red serían mucho mayores que las mías.

¿Se atrevería a anticipar el futuro de Internet?

El futuro de Internet será la hipertinencia y la conectividad. Los sistemas estarán conectados con una interconexión instantánea. En cualquier caso, es muy díficil evaluar el futuro de la Red. Sólo nos queda vivirlo.