E  N  T  R  E  V  I  S  T  A  S  

 


Autor
entrevista:

Julián Diaz Goicuria
  Jacobo Fitz-James Stuart
(Editor de "El Paseante")

"La cibercultura española es por ahora muy underground"

La revista "El Paseante" dedica su número de 1998 a la Red y su entorno."La cibercultura es uno de los temas más desconocidos en España y más interesantes del momento", afirma Jacobo Fitz-James Stuart. El máximo responsable de la editorial Siruela ha reunido en cinco apartados entrevistas con Bruce Sterling, Jaron Lanier, R. U. Sirius y Paul Virili; artículos de John Perry Barlow, Thomas Pynchon, Sherry Turkle, Javier Echevarría, Joan Fontcuberta Lev Manovic y Peter Weibel; muestras de artistas españoles... Posiblemente sea el compendio más importante hecho hasta el momento en España sobre el ciberespacio.

¿Cómo cree que recibirá la intelectualidad española este número de "El Paseante"?

Espero que con sorpresa y curiosidad, y no con un fingido desdén para ocultar la propia ignorancia. La cibercultura española es -por ahora- muy underground, está muy en el subsuelo y es un movimiento lateral y sectario. Por otro lado, la cibercultura norteamericana, que por ahora es con gran diferencia la más importante, es prácticamente desconocida. Por tanto, no hay elementos de juicio. Creo que tanto "El Paseante" como el libro de Mark Dery que lo acompaña puede ayudar a cambiar esta situación importando muchas ideas claves de Estados Unidos y desvelando algunos nombres españoles secretos para la mayoría.

¿Piensa seguir esta nueva ruta de la cibercultura desde Siruela?

Creo que sí, aunque no me gusta hablar de proyectos. Por el momento está en curso la famosa antología de relatos ciberpunks de Bruce Sterling que aparecerá este otoño en la colección de Siruela de bolsillo. Y hay en proyecto varios ensayos interesantes.

Con la revista se adjunta el libro "Velocidad de escape", de Mark Dery. ¿Podría presentar, a grandes rasgos, su contenido?

Según el escritor Ballard, "Velocidad de escape" es la mejor guía razonada que existe hasta el momento sobre la cibercultura norteamericana. Más que sobre tecnología, trata sobre las historias que se cuenta la gente sobre la tecnología y de las ideologías que se ocultan en estas historias.

Los protagonistas de este libro son ciberhippies y tecnopaganos que quieren llevar lo sagrado al ciberespacio, son ciberrockers y escritores ciberpunk, o cibernautas sin inhibiciones que practican el sexo por medio de los textos escritos en pantallas, tecnoartistas de la body art cibernético, culturistas que se petrifican como iconos en la edad de las máquinas, cirujanos plásticos que sueñan con alas humanas, profetas de la evolución posthumana y un sinnúmero más de referencias tan fascinantes como extravagantes. Quien esté interesado en informarse sobre un territorio tan nuevo como la cibercultura tiene en este libro una biblia ilustrada con casi 500 páginas.

Usted ha visitado para preparar este trabajo San Francisco y Amsterdam. ¿Qué diferencias encuentra entre la cultura de las redes entre Europa y EEUU?

La cibercultura californiana es muy interesante pero no es un modelo válido para el resto del mundo. California es el estado más rico del país más rico de la tierra, un lugar plácido en donde tienen cabida todas las ensoñaciones. Es un sitio ultracivilizado obsesionado con liberarse mediante la tecnología y la espiritualidad de todas nuestras ataduras mentales y corporales. Hay gran cantidad de nuevas ideas, tienen una apertura de mente envidiable y un grado de desarrollo impensable para nosotros, pero no nos sirve nada de esto. En Amsterdam, por ejemplo, o en Europa no nos tragamos estas historias porque hay muchas otras cosas que resolver antes de plantearnos el estado postbiológico.

Aquí la actividad principal es política, como es el caso de ADILKO (Advance Illegal Knowledge), y todo el grupo de Geert Lovink. Su lucha consiste en una resistencia en activo a las multinacionales y los grandes grupos de comunicación. Consiste en criticar, asimilar y utilizar la tecnología contra los grandes poderes que quieren dominarlo todo etc, etc.

Página | 1 | 2 |

 
Imprimir texto



"Espero que la intelectualidad española reciba esta obra con sorpresa y curiosidad, y no con un fingido desdén para ocultar la propia ignorancia"
 

 
  Arriba