E  N  T  R  E  V  I  S  T  A  S  

 


Texto:
Neil Harvey.

Foto:
Alberto Arzoz
  Eva Pascoe
Inventora de los Cibercafés

"¿Por qué el mundo virtual tiene que ser americano?"

En septiembre de 1994 Eva Pascoe lanzó una idea, que ha resultado revolucionaria, con la apertura del primer café del mundo, el Cyberia, en pleno centro de Londres. Polaca de nacimiento, vivió un año en Barcelona y después llegó a Londres, donde estudió Informática y Psicología Cognitiva. Su tesis doctoral se tituló "La Interacción de las Mujeres y los Ordenadores", lo cual tal vez suponía ya una pista de sus inquietudes que, finalmente, cristalizaron en la empresa que la ha hecho famosa.

¿Cómo nació la idea de Cyberia?

Al principio pensamos en crear un centro de capacitación para mujeres. La idea surgió del ámbito del Techno-Eco-Feminismo, una propuesta de promoción del uso de la tecnología por parte de las mujeres con sensibilidad ecológica.

¿Por qué mujeres y por qué ecología?

Hace unos años las mujeres se negaban a utilizar la tecnología, en la creencia de que no formaba parte de su mundo. Antes esta postura, nosotras dijimos que no, que la tecnología es divertida y que sólo falta desarrollarla desde nuestra perspectiva, abandonando nuestra situación de receptoras para pasar a una postura activa. En cierto modo, Internet era el medio idóneo, dado que minimiza los elementos utilizados y crea un tipo de comunicación transparente. El único problema es que todo esto (da unas palmaditas al monitor de su ordenador), no es muy ecológico. Los materiales no son reciclables, pero, ¿quién sabe?, algún día...

¿Tenían alguna idea para confiar en que la idea funcionaría?

La Internet es un medio de comunicación y si consideramos otros, como el teléfono, observamos que las mujeres lo utilizan por períodos más largos y de una forma más expresiva. Dedujimos que ellas serían mejores usuarias en Internet. Creo que todo esto está ocurriendo y que la duración, frecuencia y tipo de uso de Internet hoy es mayor entre los usuarios femeninos.

¿Pero funcionó la idea original?

La reacción inicial fue bastante pobre y decidimos reaccionar con prontitud. A los pocos días nos dimos cuenta de que no iba a ser un buen negocio, pues el número de mujeres interesadas era muy reducido, y decidimos aceptar hombres. En todo caso, Cyberia ha continuado tratando los problemas de los usuarios femeninos y empleamos mujeres educadoras y cyber-hosts, además de organizar cursos de capacitación sólo para mujeres. De hecho el porcentaje de las mujeres que hacen uso de las instalaciones es el 50% de la clientela, frente al 4% de un principio.

¿Además del incremento de mujeres también lo hay de personas maduras?

Todavía no hay muchos usuarios por encima de los cuarenta, pero ha dejado de ser un medio exclusivo de adolescentes. Cada vez hay más gente que utiliza Internet cuando se va fuera, desde parejas que vienen a aprender cómo utilizarlo cuando uno de los dos se va al extranjero, a estudiantes que traen a sus padres antes de irse a la Universidad.

Hay quien dice que la comunicación vía Internet no deja de ser un sustituto fragmentado.

El otro día nos enteramos de una historia sobre un chico que trajo a su madre el año pasado para que aprendiera a utilizar Internet antes de empezar el curso en un instituto de fuera. Rara vez hablan cuando están juntos, pero desde que comenzaron a utilizar Internet para comunicarse a distancia han empezado a hablar de los malos rollos que enturbian su relación. Lo curioso es que cuando se juntan de nuevo, son incapaces de hablar del asunto.

¿Es un cibercafé un verdadero lugar de encuentro?

Hace poco estuve en Austria y vi a un grupo de ancianas tomando un café como si se tratara de un establecimiento convencional. El concepto de un café como lugar de encuentro y como un espacio neutral es tan fuerte que, en cierto modo, se presta al uso de Internet, al fin y al cabo, otro lugar de encuentro. Fue muy gratificante ver como en el lugar de origen del café-comunidad, un cibercafé estaba montado de tal manera. A pesar de haber muchos ordenadores, el diseño del lugar era tan sutil que los ordenadores formaban parte del fondo. Aquí, sin embargo, te encuentras rodeada de ordenadores. En el Reino Unido no existe un lugar de encuentro similar a los cafés de la Europa del Este, aparte de los pubs. Realmente, hecho en falta los cafés polacos, donde son un estilo de vida.

Página | 1 | 2 |

 
Imprimir texto



"La Internet es un medio de comunicación y si consideramos otros, como el teléfono, observamos que las mujeres lo utilizan por períodos más largos y de una forma más expresiva"
 

 
  Arriba